Curiosidades a un mes del estallido

Noviembre 20th, 2019 | by admin
Curiosidades a un mes del estallido
Columnas
0

Por José Carmona

 

A un mes del denominado “estallido social” y mal llamada por algunos como “crisis social” (dando responsabilidad a la gente ), en la región de Valparaíso vemos que el cielo se cubre de humo, los cerros no logran dormir tranquilos y los vecinos y vecinas se mantienen en constante riesgo de ver sus hogares consumidos en segundos.

La intencionalidad es clara, de hecho ningún incendio en Chile es espontáneo, sin embargo los últimos siniestros que han consumido cerca de 10 viviendas en Valparaíso (Campamento Violeta Parra y Rodelillo) tienen similares características, en cuanto al nivel de organización de sus autores y tienden a asimilar dichas situaciones a ataques incendiarios que vimos en las últimas semanas. Situaciones que siempre fueron atribuibles a “encapuchados”.

Por eso es importante recalcar que el Campamento Violeta Parra se encuentra a más de 11 kilómetros de la Plaza Anibal Pinto (donde se han centrado las concentraciones post marcha) y que el paradero 16 de Rodelillo está a 4 kilómetros del Congreso.

En esos dos puntos, sumado al caso de Miraflores en Viña del Mar, se ha evidenciado la presencia de grupos organizados a la hora de efectuar estos siniestros, lo que se suma a la presencia de acelerantes hallada en Rodelillo y en el campamento Violeta Parra. Mecanismos similares a los utilizados en supermercados y grandes retail que se vieron “afectados” en contexto de estado de emergencia y más, bajo toque de queda. De perogrullo mencionar que bajo ambas circunstancias dichos locales cuentan con millonarios seguros.

Por eso llaman la atención el argumento prestado por el reciente designado Gobernador Provincial de Valparaíso, Gonzalo Le Dantec, quien llamó a no desarrollar marchas al asegurar que “las manifestaciones y el famoso el que baila pasa, aunque parezcan graciosos para algunos, son situaciones que dificultan el paso de vehículos de emergencia a la hora de enfrentar estos incendios”.

Es curioso revisar el testimonio entregado por una dirigenta del Cerro Jiménez al asegurar presencia militar previo al incendio que terminó consumiendo 3 viviendas el pasado domingo en el Campamento Violeta Parra.

Pero más curioso resulta conocer el llamado del Intendente Jorge Martínez al señalar que “estamos estudiando las acciones legales porque hay injurias graves con publicidad, además de haber asustado a la población”. Agregando que ya se habían detenido dos personas en Limache (a 47 km de Valparaíso), advirtiendo que” si alguien quiere enredar esto, crear pánico, nosotros vamos a recurrir a las acciones legales. O presenta los medios probatorios o se retracta, porque ejerceremos todas las acciones legales”.

En fin, para determinar las autorías se designó un fiscal especial y la Alcaldía de Valparaíso presentó querellas contra quienes resulten responsbales, por lo que se espera tener novedades.

Un contexto curioso que se da en la única comuna cuyo alcalde, Jorge Sharp se mostró contrario a la presencia militar en las calles, provocando un rechazo por “la falta de seguridad”, en una condición en que los organismos dependían de las Fuerzas Armadas e Intendencia en vista de una Gobernación Provincial descabezada y sin atribuciones por la condición de Estado de Emergencia.

No acusaré ni denunciaré a nadie por miedo a cumplir cárcel por una columna, pero quisiera mencionar que a un mes del estallido social en Valparaíso, el contexto que se vive, a lo menos, es curioso.

Comments are closed.